ARTICULO CIENTIFICO


TÉCNICAS PARA LA CESÁREA

Las cesáreas se realizan como procedimientos electivos o de urgencia y el número de intervenciones está en aumento. Las principales complicaciones son daño a los órganos, complicaciones con la anestesia, hemorragia, infección y tromboembolismo. Las técnicas utilizadas varían considerablemente. Las pruebas disponibles de los ensayos controlados aleatorios sugiere que las técnicas basadas en Joel-Cohen (Joel-Cohen, Misgav-Ladach) tienen ventajas a corto plazo por encima de los métodos Pfannenstiel (11 ensayos) y la tradicional línea media inferior (dos ensayos). Se reduce la pérdida de sangre, el tiempo de operación, el tiempo desde la incisión cutánea al nacimiento del bebé, el uso de calmantes, el tiempo para la ingesta oral y la función intestinal o la movilización y la fiebre. El uso de los métodos basados en Joel-Cohen podría obtener resultados a corto plazo mejorados y ahorros para los sistemas de salud pero se necesitan datos sólidos sobre las medidas de resultado a largo plazo (dolor, fertilidad, morbilidad por adherencia de la placenta y rotura del útero) después de diferentes técnicas (que incluyen capas de sutura dobles en comparación con el cierre uterino de una sola capa). Antecedentes Las tasas de cesárea se han incrementado a nivel mundial. Es importante utilizar la técnica más efectiva y segura. Objetivos Para comparar los efectos de los métodos completos de la cesárea; y para resumir los resultados de las revisiones de los aspectos individuales de la técnica de la cesárea. Estrategia de búsqueda Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (agosto 2007), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2007, número 3) y en las listas de referencias de los artículos identificados. Criterios de selección Ensayos controlados aleatorios donde la intención es realizar la cesárea mediante diferentes técnicas. Recopilación y análisis de datos Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los estudios y extrajeron los datos. Resultados principales La cesárea de Joel-Cohen en comparación con Pfannenstiel se asoció con: - menor pérdida sanguínea, (cinco ensayos, 481 mujeres; diferencia de medias ponderada [DMP -64,45 ml; intervalo de confianza (IC) del 95%: 91,34 a -37,56 m); - tiempo de operación más corto (cinco ensayos, 581 mujeres; DMP -18,65; IC del 95%: -24,84 a -12,45 minutos); - después de la cirugía, tiempo reducido para la ingesta oral (cinco ensayos, 481 mujeres; DMP -3,92; IC del 95%: -7,13 a -0,71 horas); - menos fiebre [ocho ensayos, 1 412 mujeres; riesgo relativo (RR) 0,47; IC del 95%: 0,28 a 0,81); - duración más breve del dolor postoperatorio (dos comparaciones de un ensayo, 172 mujeres; DMP -14,18 horas; IC del 95%: -18,31 a -10,04 horas); - menos inyecciones de fármacos analgésicos (dos ensayos, 151 mujeres; DMP -0,92; IC del 95%: -1,20 a -0,63); y - tiempo más corto desde la incisión cutánea al nacimiento del bebé (cinco ensayos, 575 mujeres; DMP -3,84 minutos; IC del 95%: -5,41 a -2,27 minutos). Las complicaciones graves y las transfusiones de sangre eran muy pocos para un análisis. Misgav-Ladach en comparación con el método tradicional (incisión abdominal de la línea media baja) se asoció con menos: - pérdida sanguínea (339 mujeres; DMP -93,00; IC del 95%: -132,72 a -53,28 ml); - tiempo de operación (339 mujeres; DMP -7,30; IC del 95%: -8,32 a -6,28 minutos); - tiempo hasta la movilización (339 mujeres; DMP -16,06; IC del 95%: -18,22 a -13,90 horas); y - duración de la estancia hospitalaria potsoperatoria para la madre (339 mujeres; DMP -0,82; IC del 95%: -1,08 a -0,56 días). Misgav-Ladach en comparación con los métodos de Misgav-Ladach modificados se asoció con un tiempo mayor desde la incisión cutánea al nacimiento del bebé (116 mujeres; DMP 2,10; IC del 95%: 1,10 a 3,10 minutos). Conclusiones de los autores Los métodos de Joel-Cohen tienen ventajas en comparación con las técnicas de cesárea de Pfannenstiel y la tradicional (línea media baja), lo que se puede traducir en ahorros para el sistema de salud. Sin embargo, estos ensayos no facilitan información sobre la mortalidad y sobre la morbilidad grave o a largo plazo como la morbilidad por adherencia de la placenta y la rotura de cicatrices.